Al acecho de formas que acomoden mi entendimiento.

martes, 18 de mayo de 2010

...

con los pies sobre la tierra,
las manos mojadas,
el sol quemándome la cabeza,
la angustia en el pecho,
la mirada perdida,
la espalda marcada,
el pelo revuelto,

sigo celebrando mi libertad.

6 comentarios:

pequeñoesquimal dijo...

Por la libertad toda celebración es poca...a celebrar!

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

busco la libertad de mis propios fantasmas.
ese dia, voy a festejar, aunque duela.
besos.

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

(pero se que falta)

Juan Marcos dijo...

pequeñoesquimal, celebremosen abundancia!

Lila: por lo que se lee desde acá la libertad te desborda... Igual seguí buscando, quizá solo te queden detalles por pulir (pero estoy seguro que son solo detalles)

Beso!

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Pensaba esto, en referencia a la respuesta que te deje en mi blog, respecto al texto de Derrida:
El erizo como aquel que se cierra, que decide volverse uno hacia sí mismo y hostil hacia el resto, a modo de defensa si querés... pero a la vez, esa defensa contra el afuera, es lo que lo acerca a la muerte, sin darse cuenta. Lo ciega. Entonces lo aleja del sufrimiento (ese que podes estar describiendo pero que significa vivir la libertad) pero lo acerca a una muerte definitiva y ciega, sorpresiva. De quien es embestido sin haberlo esperado.
No lo había pensado en relación a esto, pero ahora me parece que va, que hay un punto que vincula.
Beso.

(y a veces la libertad que desborda, solo es una trampa tambien...entonces volvemos a retomar el inicio del comentario.)

L.

Juan Marcos dijo...

Y muchas veces nos hacen creer que manejamos una libertad que no tenemos, quizá porque no conocemos la verdadera libertad.
Gracias Lila!

Cazadores furtivos