Al acecho de formas que acomoden mi entendimiento.

viernes, 19 de febrero de 2010

Maremagnum

Llueve como si nunca, y la noche que llega.
Hay días en las que Buenos Aires se convierte en Venecia.
Hay noches en las que Buenos Aires se mimetiza con el Hades.
Tanta transformación nos deja a mitad de camino entre el arte y el dolor.
Siempre a mitad de camino.
Muchos descendemos de los romanos, pero no somos capaces de generar una vía que nos lleve a la superficie.
Que no haya siete colinas custodiándonos no significa que no podamos elevarnos, salir a flote.
Vivimos en una tierra plana, sin planes ni escapatorias. Transitamos a merced de los dioses, pero ya nadie cree en ellos, y por ende ni se molestan en rescatarnos.
Crecimos al otro lado del océano, pero hay días en los que parece que estamos sumergidos en él.
Y mientras tanto el IVA sigue siendo del 21 por ciento.
Ya vendrá una favor, en cualquier momento resurge la Atlántida e intentaremos tramitar la triple nacionalidad.
¿Me pueden decir quién tuvo la idea de quemar las naves?

8 comentarios:

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Marcos,
Me gustan las analogías.
El que decidió quemar las naves, sin dudas, era un sádico! Come on! dejenme huír de aquí!
Recién llego a mi casa, después de un día demasiado largo y demasiado incómodo, y me encuentro con que la lluvia entró por las ventanas y dejó mi cama jugando a ser venecia, pero sin Tadzio.

beso!

Juan Marcos dijo...

En mi caso fue el auto el blanco fácil.
Una inundación más y se recibe de góndola!
Beso

1600 Producciones dijo...

JuanMar: naufragando en sus palabras BALSAmo y pensando que
así estamos... en el titanic viendo como Kate se lleva el último bote... y pensando si los Nautilus existen...

El placer de siempre.

Juan Marcos dijo...

El placer es mío, aunque el bote siga siendo de Kate.

Un saludo grande, de esta cofradía de Dicaprios.

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Sí, chicos! Digamoslo: KATE FUE UNA REVERENDA PERRA!

(uf!)

pequeñoesquimal dijo...

Me encantó tu blog!

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Pero qué pena, señor marcos, que no escribe más seguido!
Tomese un ratito para ponerme contenta...

Juan Marcos dijo...

pequeñoesquimal: gracias y beinvenida.

Lilus, mañana la pondré contenta, no desespere!

Cazadores furtivos