Al acecho de formas que acomoden mi entendimiento.

viernes, 19 de marzo de 2010

Politikill

Da indignación que sean un círculo cerrado al que no te permiten entrar, pero del que tampoco te dejan salir.
Da bronca saber que la suma de amigos, de amigos de tus amigos, de amigos de amigos de la lista de facebook de tus no amigos, y de cuanta manifestación popular multitudinaria, no será capaz de romper esa cofradía destinada a salpicarnos de mierda eternamente.
Nos ilusionamos y corremos tras una nueva luz de esperanza, y resulta ser una nueva luz violeta que atrapa moscas.
Nos corremos a la izquierda, para sentir que luchamos por algo, y volvemos a estrellarnos. Claro, en nuestra idealización perdimos de vista al círculo conformado por absolutamente todos. Y en todo circulo, los extremos no sólo se unen, sino que se fusionan, se confunden, rotan, giran, van de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, y nosotros en el centro, pero no ideológicamente, sino, inevitablemente, porque nuevamente quedamos encerrados en una trampa insalvable.
Un día decidís jugar fuerte, tomar las riendas de tu destino. Aceptás las leyes del capitalismo y te sumás a la derecha bien derecha. Pero lamento informarte que las vacantes están todas cubiertas. Quedaron en avisarte cuando haya un lugar donde meterte, pero por ahora, por más que votes, discutas o aplaudas, lo vas a tener que seguir mirando desde afuera.
A ver si me entendés. Es un circulo. Un circulo bien cerrado. Como un anillo de poder, por el que todos se pelean, pero que nadie es capaz de conservar por mucho tiempo porque termina enloqueciéndote.

Mientras tanto los excluídos del circulo seguimos disfrazados de orcos, esperando el momento exacto en el que algún Frodo se posé en nuestra trampa, para obligarlo a inmolarse en nombre de nuestra libertad.

3 comentarios:

1600 Producciones dijo...

Solo agregaría a tu estupendo análisis, la presencia de Gandalf. (necesitamos su magia)

Saludos y nos vemos en el Poney Pisador, tomando unas cervezas!!!!

lachina dijo...

No pienso tener Facebook!

Juan Marcos dijo...

Armemos un Poney Pisador en la ruta 40!

Cazadores furtivos