Al acecho de formas que acomoden mi entendimiento.

jueves, 25 de marzo de 2010

Reset

Sin puntos de partida. Sin principio ni final.
En medio de la nada y en busca de un horizonte.
Librado a los vientos que soplan por encima de mi cabeza.
Así me siento por la mañana: a la espera de todo, pero conciente de un realismo que hace tiempo dejó de ser mágico.
Algo me dice que va a llegar, pero estadísticamente son más las probabilidades de que no.
Pero igual arranco. Estoy programado para eso.

3 comentarios:

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Hermoso texto, Marcos.
Mis sueños a veces son tan profundos, que algunas mañanas sigo viviendo en ellos...

Besos.

Juan Marcos dijo...

En mi caso a veces, hasta terminan empalmando con los de la noche siguiente!
Beso

Oscuro dijo...

muy bueno che

Cazadores furtivos